El transgeneracional en la biblia

  • Posted on: 13 August 2015
  • By: bioadmin

En la biblia hay varias referencias a la herencia transgeneracional y al como escribir nuestra propia historia, sin ser replicas idénticas o especulares inconscientes de nuestros ancestros. Pues en todo momento tenemos el poder de decidir nuestro propio camino, de manera consciente, asumiendo la responsabilidad de darle dirección al barco de nuestra vida. Pues le herencia transgeneracional, sólo es una ruta marcada en el barco, que en cualquier momento podemos cambiar si así lo decidimos. No deja de ser curioso como ya en la biblia se esboza lo que hora estamos "redescubriendo".

Explorando sobre que en la biblia hay referencias al transgeneracional, busque los versículos que hablan del tema, y encontré varios que afirman que el "castigo" de los padres se hereda a varias generaciones. Entendiendo por "castigo" a la percepción incorrecta de la realidad, que inicia con nuestros juicios y luego culparse o culpar a "alguien" de lo que nos pasa, esto sólo tiene sentido desde el ego, desde el espíritu, esto no tiene razón de ser. Como la mayoría de nosotros está aún en el proceso de recordar quien realmente somos, el ego aún hace de las suyas, o mejor dicho, nosotros nos permitimos seguir sus órdenes aún sabiendo que no es lo mejor para nosotros. 

Estos son los versículos relacionados con el tema transgeneracional que encontré:

—Éxodo 20:5

No los adorarás ni los servirás; porque yo, el SEÑOR tu Dios, soy Dios celoso, que castigo la iniquidad de los padres sobre los hijos hasta la tercera y cuarta generación de los que me aborrecen,

—Juan 9:2
Y sus discípulos le preguntaron, diciendo: Rabí, ¿quién pecó, éste o sus padres, para que naciera ciego?     

—Éxodo 34:7

el que guarda misericordia a millares, el que perdona la iniquidad, la transgresión y el pecado, y que no tendrá por inocente al culpable ; el que castiga la iniquidad de los padres sobre los hijos y sobre los hijos de los hijos hasta la tercera y cuarta generación.

—Deuteronomio 5:9

  No los adorarás ni los servirás; porque yo, el SEÑOR tu Dios, soy Dios celoso, que castigo la iniquidad de los padres sobre los hijos, y sobre la tercera y la cuarta generación de los que me aborrecen,

—Jeremías 32:18

—que muestras misericordia a millares, pero que castigas la iniquidad de los padres en sus hijos después de ellos, oh grande y poderoso Dios, el SEÑOR de los ejércitos es su nombre;

Números 14:18

El SEÑOR es lento para la ira y abundante en misericordia, y perdona la iniquidad y la transgresión; mas de ninguna manera tendrá por inocente al culpable; sino que castigará la iniquidad de los padres sobre los hijos hasta la tercera y la cuarta generación .

Job 21:19

Decís: Dios guarda la iniquidad de un hombre para sus hijos. Que Dios le pague para que aprenda.

Isaías 14:21

Preparad para sus hijos el matadero a causa de la iniquidad de sus padres; que no se levanten y tomen posesión de la tierra, y llenen de ciudades la faz del mundo.

Jeremías 32:18

que muestras misericordia a millares, pero que castigas la iniquidad de los padres en sus hijos después de ellos, oh grande y poderoso Dios, el SEÑOR de los ejércitos es su nombre;

Bien, además de versículos que confirman la herencia emocional y física, resultado de programas emocionales somatizados, resulta que también hay versículos que hablan de que el final de nuestras historias, no está escrita en piedra. Que en todo momento somos dueños de nuestra experiencia de vida, que en todo momento tenemos el timón a nuestra merced, para girar a la derecha o para la izquierda. Y por tanto asumir la responsabilidad de elegir como se escribirá nuestra historia a partir de este momento. El que tengas una historia de terror heredada, no implica que el final de tu historia será de terror... claro a menos que así tu lo quieras. Pero cuando tomas consciencia y sabes que tú tienes el timón del barco, y giras a la izquierda o derecha y cambias la dirección, es sólo tu responsabilidad y no tu herencia lo que determina tu presente y tu futuro. Los siguientes versículos nos confirman que la herencia es un cúmulo de enseñanza y de aprendizaje, pues ya está escrita en la historia de nuestros antepasados, el resultado de vivir de una cierta manera, por ejemplo, si eres rígido y controlador, sabrás como acabo el abuelo o la abuela siendo de la misma manera. La historia no se hizo para repetirse inconscientemente, se hizo para conocerla y entonces decidir si la repetimos completamente, parcialmente o totalmente diferente, pero con consciencia, con conocimiento. Estos versículos nos muestran como si tú haces cosas diferentes, no tienes porque "pagar" el "castigo" de tus ancestros, pues tú has elegido un camino diferente. 

Estos son los versículos que te dicen que "el pecado" o mejor dicho "error de percepción" de nuestros ancestros puede ser "borrado" por nosotros, pues no se trata de sufrir la vida, se trada de disfrutarla tomando el aprendizaje pasado, claro, si se quiere ver desde el amor y la gratitud.

Ezequiel 18:19

Y vosotros decís:  ¿Por qué no carga el hijo con la iniquidad de su padre? Cuando el hijo ha practicado el derecho y la justicia, ha observado todos mis estatutos y los ha cumplido, ciertamente vivirá.

Deuteronomio 24:16

Los padres no morirán por sus hijos, ni los hijos morirán por sus padres; cada uno morirá por su propio pecado.

Reyes 14:6

Pero a los hijos de los asesinos no les dio muerte, conforme a lo que está escrito en el libro de la ley de Moisés, tal como el SEÑOR ordenó, diciendo: No se dará muerte a los padres por los hijos, ni se dará muerte a los hijos por los padres, sino que a cada uno se le dará muerte por su propio pecado.

Crónicas 25:4
Pero a sus hijos no les dio muerte, sino que hizo conforme a lo que está escrito en la ley en el libro de Moisés, tal como el SEÑOR ordenó, diciendo: No se dará muerte a los padres por los hijos, ni se dará muerte a los hijos por los padres, sino que a cada uno se le dará muerte por su propio pecado.
 Ezequiel 18:20
El alma que peque, ésa morirá. El hijo no cargará con la iniquidad del padre, ni el padre cargará con la iniquidad del hijo; la justicia del justo será sobre él y la maldad del impío será sobre él.

 Jeremías 31:29-30
En aquellos días no dirán más: `Los padres comieron uvas agrias, y los dientes de los hijos tienen dentera,
Jeremías 31:30
sino que cada cual por su propia iniquidad morirá; los dientes de todo hombre que coma uvas agrias tendrán dentera.

Esto no es una contradicción, es simplemente que entendamos que conocer el pasado es una bendición, pues nos permite “crear” un presente diferente, y por tanto, una proyección futura distinta también. Y así de las infinitas potencialidades futuras, se materializara una posibilidad diferente a la establecida por los cimientos del pasado.

Ahora veamos los siguientes versículos; vienen a confirmar que el futuro es independiente del pasado cuando somos “observadores conscientes” de lo que nos acontece y actuamos conscientes del poder que tenemos de transformar nuestra vida. Es decir cuando dejamos de ser “manipulados” por programas inconscientes, y vivimos realmente “libres” de las cadenas del pasado, sin culpas, nos hemos perdonado y perdonado a quienes creíamos nos habían hecho daño, entonces vivimos realmente el eterno ahora, el eterno ”presente”, el eterno regalo del a vida. Es un renacer, es un morir en vida para renacer en vida. Es un nuevo inicio, es como escribir una nueva historia en un libro vacío, con la sabiduría y el amor de una experiencia previa, que nos llevará a crear una historia distinta… en amor y gratitud… en libertad….

Isaías 65:17

Pues he aquí, yo creo cielos nuevos y una tierra nueva, y no serán recordadas las cosas primeras ni vendrán a la memoria.

Isaías 43:18

No recordéis las cosas anteriores ni consideréis las cosas del pasado.

Isaías 65:17

Pues he aquí, yo creo cielos nuevos y una tierra nueva, y no serán recordadas las cosas primeras ni vendrán a la memoria.

Corintios 5:17

De modo que si alguno está en Cristo, nueva criatura es ; las cosas viejas pasaron; he aquí, son hechas nuevas.

Juan 3:3

Respondió Jesús y le dijo: En verdad, en verdad te digo que el que no nace de nuevo no puede ver el reino de Dios.

Efesios 4:24

y os vistáis del nuevo hombre, el cual, en la semejanza de Dios, ha sido creado en la justicia y santidad de la verdad.

Hebreos 8:13

Cuando El dijo: Un nuevo pacto, hizo anticuado al primero; y lo que se hace anticuado y envejece, está próximo a desaparecer.

Apocalipsis 21:4

El enjugará toda lágrima de sus ojos, y ya no habrá muerte, ni habrá más duelo, ni clamor, ni dolor, porque las primeras cosas han pasado.

Apocalipsis 21:5

Y el que está sentado en el trono dijo: He aquí, yo hago nuevas todas las cosas. Y añadió: Escribe, porque estas palabras son fieles y verdaderas.

—

Y como diría Didier Dumas: «El psicoanálisis transgeneracional ya estaba magistralmente bostezado en el texto bíblico...». (Patrice Van Eersel, Catherine Maillard, Mis antepasados me duelen, Ediciones Obelisco, 2004, pág. 74). Es esta nota, la que me motivo a "buscar" estos versículos, y en efecto, tenía razón. 

Después de leer estos versículos confirmamos que la sabiduría ha estado siempre ahí… por todas partes, en todos los tiempos, en todos los lenguajes… esperando que los ojos del observador pudieran verla… con la mirada de la consciencia…

Antonio Bastida