Las 11 ideas básicas irracionales de Albert Ellis

  • Posted on: 22 January 2017
  • By: bioadmin

En el presente artículo hablaremos del tema de las 11 ideas básicas irracionales de Albert Ellis, quien fuera padre de la Psicoterapia Cognitivo-Conductual y quien fuera considerado unos de los Psicólogos más influyentes del siglo XX, estudió letras y economía, no decidiéndose a emprender la carrera de psicología clínica hasta años después, obteniendo el doctorado en 1.947 con 33 años. Ellis, al igual que Rogers y Maslow, no estaba de acuerdo con la perspectiva psicoanalítica en relación al no control del sujeto de su vida por su pasado. A diferencia de ellos, Ellis buscaba que las personas se dieran cuenta de que ellas mismas podían encontrar su bienestar por medio de la identificación y modificación de sus ideas y creencias disfuncionales.

Si las personas, identifican, es decir vuelven conscientes sus ideas irracionales, entonces podrán modificarlas, y cambiarlas por ideas racionales, que le devolverán su armonía y por lo tanto su salud. 

Es con base en lo anterior que Ellis considera que todo ser humano puede ser feliz mientras actué y piense de forma racional. En otras palabras, para Ellis existen dos tipos de personas en el mundo: las racionales y las irracionales.  Ellis centra su teoría en que “Las personas no se alteran por los hechos, sino por lo que piensan acerca de los hechos” como decía el filósofo estoico griego Epicteto. 

Su método terapéutico intenta descubrir las irracionalidades de nuestros pensamientos y con ello sanar las emociones dolorosas, dramatizadas y exageradas que son consecuencia de los esquemas mentales distorsionados. Ellis parte de la hipótesis de que no son los acontecimientos (A) los que nos generan los estados emocionales (C), sino la manera de interpretarlos (B). No es A quien genera C, sino B. Por tanto, si somos capaces de cambiar nuestros esquemas mentales (D) seremos capaces de generar nuevos estados emocionales (E) menos dolorosos y más acordes con la realidad, por tanto, más racionales y realistas.

Según la perspectiva de este autor, las emociones, el pensamiento y nuestros hábitos de vida (conducta) se influyen mutuamente, volviéndose coherentes para la persona. Es decir, si por educación hemos adquirido ciertos hábitos (conductas), lo habitual es que pensemos sobre ellos que son adecuados (pensamientos) y nos sintamos bien (o, al menos, no nos sintamos mal) llevándolos a cabo (emociones). Imaginemos, por un momento, que a un niño/a está habituado a que en su familia se hable gritando (conducta); cuando ese niño/a crezca, es probable que piense que gritar es normal (pensamientos) y no se sienta mal por ello (emociones). Dado que hay una “cadena” entre pensamientos, emociones y conducta, Ellis propone modificar en primer lugar los pensamientos, y luego éstos provocan cambios en los otros dos componentes.

Idea irracional nº 1:

"Es una necesidad extrema para el ser humano adulto el ser amado y aprobado por prácticamente cada persona significativa de la sociedad"

El exigir ser aprobado por todos es una meta inalcanzable. Si se necesita de forma extrema la aprobación siempre se generará una preocupación por el cuánto le aceptarán a uno. Es imposible que uno sea siempre simpático o agradable cara a los demás.

El no ser considerado por los demás es algo frustrante pero no horroroso o catastrófico. Es bueno que te preguntes: ¿Qué quiero hacer en el curso de mi relativamente corta vida?, más que ¿Qué creo que les gustaría a los demás que hiciera?

Dado que todas las personas, piensan de manera distinta, tienen por lo tanto diferentes perspectivas y juicios de la vida. Y ante esta variedad de formas de ser y percibir la vida, es imposible satisfacer a la totalidad de las personas que nos rodea, y por tanto que nos aprueben y amen, y más aún como uno lo desearía.

Idea irracional nº 2:

"Para considerarse uno mismo valioso se debe ser muy competente, suficiente y capaz de lograr cualquier cosa en todos los aspectos posibles".

Intentar tener éxito está bien, pero el exigirse que se debe tener éxito es la mejor manera de hacerse sentir incompetente e incapaz. Forzarse más de la cuenta acarrea estrés y enfermedades psicosomáticas. Cuando intentes actuar bien es más para tu propia satisfacción, que para agradar o ser mejor que los demás.

Una vez más lograr la totalidad de las cosas en todos los aspectos posibles, es imposible, pero lo más importante, eso no determina nuestro valor como personas, lo realmente valioso es nuestra voluntad de progresar día a día para lograr la mejor versión de nosotros mismos, esto es lo valioso.

Idea irracional nº 3:

"Cierta clase de gente es vil, malvada e infame y que deben ser seriamente culpabilizados y castigados por su maldad".

El individuo que actúa mal en la mayoría de los casos, es una persona ignorante o perturbada que no es consciente de las consecuencias de sus comportamientos para los demás y para sí misma. Deberás intentar comprender que tus propios errores como los de los demás son el resultado de la ignorancia o de la perturbación emocional.

Lejos de que el castigo y la culpa ayuden en la situación de nosotros mismos o de los demás, lo que esto hace es alimentar el error y la ignorancia, justo es lo contrario al error y la ignorancia, es decir la verdad y el conocimiento, y más que el conocimiento la sabiduría. Así que la culpa se sana con perdón y más aún, sin juicio, ni siquiera habría que perdonar, pues no se ha creado culpa, ni culpable, se ha mirado con los ojos de la compasión y de la igualdad, de que todos cometemos errores y que somos susceptibles, pero que esto no es definitivo, es posible salid adelante y mejorar, superarnos y llegar a ser más conscientes, más sabios, más cercanos al equilibrio.

Idea irracional nº 4:

"Es tremendo y catastrófico el hecho  de que las cosas no vayan por el camino que a uno le gustaría que fuesen".

Cuando las cosas no nos salen, está bien luchar por cambiarlas, pero cuando esto es imposible, lo más sano es aceptar las cosas como son. Haz de intentar tomar las situaciones difíciles como un desafío del que tienes que aprender.

Dado que somos personas en proceso de lograr el equilibrio, mientras lo logramos, podemos desear que las cosas, vayan de cierta manera, y para empezar, no siempre se nos ocurrirá lo mejor, porque no somos sabios, para elegir siempre lo mejor, y si ya hemos elegido, algunas cosas saldrán bien, algunas cosas saldrán regular, y algunas saldrán mal; estas que salen mal, podemos tratar de modificarlas, o aceptarlas o simplemente dejar de prestarles atención, y así, sin irnos al extremo, podemos trascenderlas y sacar valor, aprendizaje de estas experiencias. Y ya no se vuelven limitantes para vivir.

Idea irracional nº 5:

"La desgracia humana se origina por causas externas y la gente tiene poca capacidad o ninguna de controlar sus penas y perturbaciones"

Los ataques verbales de los demás nos afectarán sólo en la medida en que con nuestras valoraciones e interpretaciones le hagamos caso. Aunque la mayoría de la gente pueda creer que las emociones negativas no se pueden cambiar y simplemente hay que sufrirlas, la experiencia demuestra que es factible el poderlas cambiar. Cuando experimentes una emoción dolorosa, debes reconocer que eres el creador de dicha emoción, y que como la originas, también puedes erradicarla. Cuando observes de forma objetiva tus emociones dolorosas descubre los pensamientos y frases ilógicas que están asociados con esa emoción.

La desgracia humana se origina siempre de nosotros y tenemos la capacidad de controlar las reacciones, que luego generan las emociones, cambiando nuestras creencias irracionales.

Idea irracional nº 6:

"Si algo es o puede ser peligroso o temible, se deberá sentir terriblemente inquieto por ello y deberá pensar constantemente en la posibilidad de que esto ocurra"

El preocuparse mucho de que algo suceda no solo no evita que ocurra, sino que a menudo contribuye a su aparición. Deberás, de vez en cuando, hacer las cosas que más miedo te dan (como hablar en público, defender tus derechos o mostrar tus puntos de vista con superiores) para demostrarte que no son tan terribles esos miedos.

Basta con ver las estadísticas, para comprobar que las situaciones peligrosas o temibles no le pasan a todos, es decir no es absoluto que a todas las personas les tenga que pasar cierta situación. Con esto derribamos esa creencia, por otro lado, estar pensando contantemente en la posibilidad de que pase, nos aleja de la vida cotidiana y en lo realmente valioso e importante que deberíamos pensar, y eso se llama vivir la vida, eso es más importante que estar pensando en lo que creo que me pudiera pasar. Lo correcto sería pensar en el aquí y en el ahora y tal vez, pensar en lo que sí quiero que me suceda que es bueno para mí, en eso si vale la pena usar un poco de nuestro tiempo.

Idea irracional nº 7:

"Es más fácil evitar que afrontar ciertas responsabilidades y dificultades en la vida"

Aunque mucha gente supone que una vida fácil, evasiva y sin responsabilidades es algo apetecible, la experiencia demuestra que la felicidad del ser humano es mayor cuando está comprometido en un objetivo difícil y a largo plazo. No deberás imponerte una autodisciplina rígida ni exagerada pero sí planificar las actividades y objetivos de un modo razonable, estableciendo metas a corto, medio y largo plazo.

Sólo afrontando nuevos retos es como creceremos como personas, jamás habríamos aprendido a caminar, si por caernos varias veces hubiéramos desistido, de la misma manera aprendimos a leer y a escribir y así todo en la vida. Después de superar algo difícil estamos siempre más capacitados para enfrentar la vida. Tenemos más herramientas para afrontarla y vivir con más armonía. Si no superamos retos difíciles, siempre nos mantendremos limitados con las herramientas básicas con las que contamos, pero no se agregarán nuevas, si no las buscamos.

Idea irracional nº 8:

"Se debe depender de los demás y se necesita a alguien más fuerte en quien confiar"

Aunque en normal el tener un cierto grado de dependencia de los demás, no hemos de llegar al punto de que los demás elijan o piensen por nosotros. Debes aceptar el hecho de que estás solo en el mundo, y que no es tan terrible apoyarte en ti mismo y tomar decisiones. 

 Los humanos somos sociables por naturaleza, pero nada es absoluto, y no podemos ser irresponsables de nuestra vida para depender de lo que los demás hagan con nosotros, la responsabilidad ha de ser nuestra, porque la vida es nuestra. La confianza en uno mismo es la confianza más fuerte de la cual podemos contar, porque es la más importante de nuestra vida. La confianza que otros tengan en nosotros o la que nosotros tenemos en los demás es un tema secundario. El primario es la autoconfianza.

Idea irracional nº 9:

"La historia pasada de uno es un determinante decisivo de la conducta actual, y que algo que le ocurrió alguna vez y le conmocionó debe seguir afectándole indefinidamente"

Cuanto más influenciado se está por el pasado, más se utilizan soluciones a los problemas que fueron utilizadas entonces pero que hoy pueden ser ineficaces y por tanto se pierde la oportunidad de encontrar otras actuales y más útiles. Un individuo racional acepta el hecho de que el pasado es importante y sabe de la influencia de éste en el presente, pero sabe a la vez que su presente es el pasado del mañana y que esforzándose en transformarlo, puede conseguir que su mañana sea diferente, y presumiblemente más satisfactorio.

Esta creencia se derriba mirando la historia de muchas personas exitosas, que vienen de familias con origen de fracaso. Muchos millonarios, fueron de cuna pobre, sin embargo se sacudieron con trabajo, humildad y disciplina esa historia, que es solo eso historia y la cambiaron por acción presente, lo cual les produjo resultados distintos en el ahora, y esto los llevó a cambiar su futuro.

Idea irracional nº 10:

"Uno deberá sentirse muy preocupado por los problemas y las perturbaciones de los demás"

Por mucho que nos disgustemos por la conducta de los demás, esto probablemente no la cambiará, hemos de aceptar que no tenemos el poder de cambiar a los demás. Y si acaso lo conseguimos, hemos pagado un alto precio con nuestra perturbación, y hemos de buscar otras formas menos destructivas de intentar, sin alterarnos, que los demás corrijan sus errores. Si no puedes eliminar la conducta autodestructiva de otros, debes al menos no estar enojado contigo mismo por no conseguirlo y renunciar a la ideas de mejorar esa situación.

Si ya bastante trabajo tenemos con solucionar nuestros propios problemas, es ilógico ahora sumar los problemas de los demás, pues es cada persona la responsable de solucionar los problemas que le corresponden, pues cada situación es personal. A menos que el tema sea compartido, y aun así, en esta situación hay una parte que es la que nos corresponde, de la única que debemos ocuparnos, que es distinto a preocuparnos, al ocuparse nos acercamos a la solución, al preocuparse, nos estancamos y nos alejamos de ella. Estando nosotros en paz y bien, será posible poder ayudar a alguien más, pero si nos sumergimos en el estrés de otro, perdemos la calma y difícilmente podremos ayudar, de esta manera.

Idea irracional nº 11:

"Invariablemente existe una solución precisa, correcta y perfecta para los problemas humanos, y que si esta solución perfecta no se encuentra sobreviene la catástrofe"

No existe ni seguridad ni perfección ni verdad absoluta en el mundo. La búsqueda de seguridad sólo genera ansiedad y expectativas falsas. Un individuo racional no comete la estupidez de decirse que se debe conocer la realidad totalmente, o tiene que controlarla, o deben existir soluciones perfectas a todos los problemas. Cuando se enfrenta a un problema, un individuo racional pensará en varias soluciones posibles a elegir, y elegirá la más factible y no la 'perfecta', sabiendo que todo tiene sus ventajas e inconvenientes.

Para terminar las ideas irracionales, resalto el punto de lo absoluto, no existe nada absoluto, todo es relativo, y en este caso la solución perfecta a un problema es imposible, porque hay infinidad de soluciones y la que podamos aplicar en un momento determinado, será la idónea, luego quizá se pueda aplicar otra, sin embargo la que se aplique, de ella sacaremos aprendizaje y siempre se ganará experiencia. La catástrofe, solo sobre viene cuando nos exigimos lo perfecto, lo cual es imposible, siendo seres humanos, no hay absolutos, porque no somos absolutos, no poseemos todo el conocimiento, ni la experiencia, ni todas las herramientas para solventar una situación, lo que si tenemos son las herramientas que hemos acumulado hasta hoy y con ellas podemos dar salida a una situación y así como se la demos, es la solución perfecta, esa que podamos hacer, no la que desearíamos, pues esos deseos, luego son ilógicos o irracionales, fuera de la realidad, y como están fuera de la realidad, la solución también lo está. Simplemente pongamos los pies en la tierra y con humildad aceptemos lo que somos y nuestros alcances realistas y con eso afrontemos las situaciones que se nos presentan, como lo hacen millones de personas en el mundo. Muchas de esas personas con menores recursos que nosotros han salida a delante… La pregunta es ¿Y porque nosotros no? Claro que se puede, si otros con menores recurso que yo pudieron, yo puedo también.

 Mi conclusión, es que, las creencias en ideas irracionales o incorrectas, son la fuente de la mayoría de los padecimientos, tanto físicos, como del comportamiento (Psicológicos). En mi experiencia como terapeuta puedo constatar lo que digo. Quiero aclarar que muchos padecimientos físicos, son resultado de un padecimiento mental/emocional, por ejemplo el dolor de cuello, hombros, espalda, ocasionado por el estrés. O un dolor de estómago, por enojos, al igual que un dolor de cabeza, por preocupaciones, etc. Así que es trascendental, que se las creencias en ideas irracionales, sean conscientes por las personas, que las identifiquen y que las acepten. Ya que si las reconocen, entonces se pueden modificar, y al modificarlas, por ende, la vida emocional y los pensamientos de la persona, serán más armónicos, lo que reestablecerá, su tranquilidad y esto mejorará su calidad de vida. Así que considero una terapia en sí, hacer este reconocimiento de creencias irracionales en las personas, y la propuesta de modificarlas. Esto para mi tiene un alcance muy fuerte, porque cambiaría, el estilo de vida de la persona, lo cual es la causa real de muchas enfermedades, tomar una pastilla o una planta incluso, no sanará una creencia irracional, sanando la creencia irracional, entonces sí, el uso de la herbolaria, podrá potenciar el resultado, podrá acelerar el resultado, aminorar el dolor y todo lo que aplique, según sea el caso, pero es insisto primero, sanar la creencia, luego sanar el cuerpo.

Antonio Bastida C.

 

Referencias: